Remedios caseros para curar el dolor de muelas

Existe una gran variedad de remedios caseros para aliviar el dolor de muela que es necesario conocer para atravesar un mal momento cuando no se puede acudir a un profesional.

El dolor de muelas es una de las molestias más intensas que se puede sentir, sin embargo, con remedios caseros se puede aliviar de manera considerable. Tener en la alacena de la casa los siguiente elementos, puede hacer la diferencia a la hora de calmar una dolencia en el área bucal.

¿Qué remedios caseros no pueden faltar?

Los siguientes son los remedios caseros que pueden faltar en la comodidad del hogar a la hora de aliviar una dolencia prácticamente intolerable.

  • Ajo. Es uno de los alimentos que más beneficios que ofrece a la salud. Precisamente, ayuda a favorecer la circulación y las infecciones del aparato respiratorio. Es ideal para el dolor de muelas, por lo tanto, consumirlo todas las mañanas reducirá de manera significativa la dolencia.

  • Sal. Se trata de uno de los alimentos con su alto contenido antiséptico, por lo tanto, lo ideal es diluir una cucharada en un vaso de agua tibia y realizar suavemente unos buches. De este modo, el dolor junto a la inflamación se reducirá significativamente. Además, es ideal a la hora de acelerar la cicatrización.

  • Agua oxigenada. Gracias a sus propiedades antibacterianas, lo ideal es utilizarla diluida en un vaso de agua. De este modo, también ayudará a la correcta eliminación del sarro.

  • Cebolla. Es otro de los alimentos antibióticos por excelencia, por lo tanto, es conveniente consumirlo durante una dolencia de muela.

  • Perejil. Es una planta con alto contenido de hierro y antioxidantes, por lo tanto, lo ideal es masticarla varias veces al día para reducir el dolor de muelas.

  • Menta. Se puede aplicar directamente sobre la muela o bien tomar bebidas con este ingrediente.

  • Limón. Lo recomendable es colocar rodajas de limón en un vaso de agua y beberlo a pequeños sorbos.

  • Whisky. Es una de las opciones más efectivas que hay, ya que adormece y calma el área bucal.

Consejos a la hora de cuidar el área bucal

Si la zona del área bucal está muy dolorida, lo ideal es evitar el consumo de bebidas o alimentos demasiados fríos o calientes. A la hora de descansar se deberá dejar la cabeza lo más erguida posible, ya que ayuda a reducir la presión sobre el área afectada.

Para eliminar los restos de comida, lo más recomendable es usar hilo dental, para mantener el área lo más higienizada posible. Además, se evita la acumulación de sarro y todos los problemas a posteriori que genera la placa bacteriana. El cepillado debe ser suave y constante, además de cuidar la higiene luego de cada una de las comidas.