¿Hay remedio para el trastorno bipolar?

Las enfermedades psíquicas son una de las dolencias más significativas que padece el ser humano, sin embargo, no siempre se le da la importancia que realmente posee. En este sentido, es sumamente necesario el paciente se atienda de manera integral, con un grupo multidisciplinario, para que pueda controlar y curar cada una de las dolencias que posea.

El trastorno bipolar (https://www.drromeu.net/trastorno-bipolar/) es una psicopatología importante para la que se puede recibir tratamiento adecuado y vivir una vida absolutamente normal como cualquier persona. Por lo tanto, resulta ser esencial la consulta con un especialista en fin de recibir el tratamiento adecuado y mejorar de manera significativa la sintomatología de manera inmediata.

¿Cuál es el tratamiento para el trastorno bipolar?

El tratamiento que conlleva el trastorno bipolar comprende medicamentos psicoterapia y una voluntad absoluta por parte del paciente. Sin embargo, es absolutamente necesario distinguir las diferencias existentes entre el trastorno bipolar I y el trastorno bipolar II.

Los episodios maníacos del trastorno bipolar I, por lo general, son más graves y peligrosos que aquellas personas que padecen de trastorno bipolar II, ya que pueden estar deprimidas por períodos de tiempo mucho más largos, lo cual conlleva un deterioro importante en su calidad de vida.

Sin embargo, es importante destacar que los tipos de medicación y las dosis que se recetan es teniendo en cuenta la sintomatología del paciente en particular. No obstante, es válido aclarar que ya sea que el paciente padezca el trastorno bipolar I o II los medicamentos abarcan las siguientes circunstancias:

  • Tratan de estabilizar el estado de ánimo. Por lo general, la medicación trata de estabilizar el paciente para que tenga un estado de ánimo que le permita controlar tanto los episodios maníacos o hipomanía, como así también estabilizar los momentos depresivos. Los estabilizadores de ánimo más utilizados son aquellos como: el litio, el ácido valproico, la carbamazepina y la lamotrigina.

  • Antipsicóticos. En conjunción con un estabilizador del estado de ánimo, es mucho más efectivo para recuperar al paciente y que retome su vida cotidiana.

  • Antidepresivos. Ayudan a controlar la depresión y está específicamente indicado para tratar el tratar el trastorno bipolar. Sin embargo, se debe tener en cuenta que puede disparar un episodio maníaco, con lo cual se receta de manera conjunta con un estabilizador del estado de ánimo un antipsicótico.

Otro de los factores implicados y que siempre se debe tener en cuenta es realizar psicoterapia, con lo cual se pueden modificar las conductas negativas o poco saludables y adquirir actividades mucho más vitales.

En este sentido es importante destacar que la toma de conciencia es el primer paso para una curación sumamente efectiva y sostenida a lo largo del tiempo. Como en cualquier clase de enfermedad se deberá consultar con un especialista avezado en la cuestión, quien no solamente se encargará de detectar cuál es el diagnóstico más indicado sino que además armara un tratamiento adecuado, para recuperar al paciente en el menor tiempo posible y que se reintegre a su vida con absoluta normalidad.