Cómo entrenar para caminar distancias largas

El senderismo de larga distancia es una actividad intensa que requiere un poco de entrenamiento. Y como ya hemos identificado en este artículo, es una práctica bastante común hoy en día mientras la gente vuelve para tratar de estar más tiempo con la naturaleza.

No sólo hay que pensar en lo que hay que traer para el casco largo, sino también en cómo prepararse para la caminata. Los factores a considerar incluyen entrenar físicamente, entrenar mentalmente, saber cómo utilizar el equipo que traes, y entrenar en un terreno similar al que esperas pisar. Todos estos factores de una caminata de larga distancia deben ser conocidos para asegurar una caminata placentera, segura y fructífera con amigos, familiares o simplemente por ti mismo.

¿Alguna vez te has preguntado lo seguiente sobre el senderismo?

  • ¿Requiere algo de entrenamiento?
  • ¿Qué se necesita para una caminata larga?
  • ¿Cómo tener una buena caminata?
  • ¿Que hay que saber para hacer senderismo?

¿Requiere algo de entrenamiento?

1. Haga Ejercicios Aeróbicos

Los ejercicios aeróbicos son ejercicios que requieren que el corazón bombee sangre oxigenada a los músculos, proporcionando oxígeno. Este tipo de ejercicio también permite que la frecuencia cardíaca y la respiración sean sostenibles durante toda la duración de su entrenamiento.

Los ejercicios aeróbicos son perfectos para el senderismo debido a la forma en que le permiten seguir adelante durante una cantidad sustancial de tiempo. Por supuesto, te cansarás, eventualmente, no importa el estilo de entrenamiento que hagas, pero entrenar de esta manera te mantendrá fuerte a lo largo de toda la caminata. Ejemplos de ejercicios aeróbicos incluyen bailar, caminar, caminar, girar y kickboxing.

Otra cosa que se puede intentar cuando se entrena para la caminata es hacer caminatas de menor longitud o caminatas por senderos con la mochila que usted puede planear llevar con usted. Dependiendo del peso de la mochila, puede ser pesado para que usted lo maneje y puede que no se dé cuenta de lo difícil que es llevar diez libras más en la espalda durante un largo período de tiempo. Para evitar esto, intente entrenar con el paquete puesto. Trate de completar estos tipos de ejercicios por lo menos tres veces por semana durante un mes antes de su caminata y su cuerpo debe, después de entrenar por un tiempo, ser capaz de sostenerlo durante la caminata.

2. Entrenamiento de resistencia

El entrenamiento de resistencia es otra forma de ejercicio que cualquier excursionista de larga distancia debe utilizar. El entrenamiento de resistencia es la utilización de la resistencia para realizar una contracción muscular que desarrollará su fuerza muscular junto con el aumento de su resistencia muscular. Otro beneficio importante del entrenamiento de resistencia es el crecimiento de los músculos esqueléticos. Los músculos esqueléticos se conectan con los huesos que mueven los mecanismos del cuerpo, como los brazos y las piernas. Construir estos músculos es importante para las caminatas de larga distancia debido a la intensidad de las caminatas en el cuerpo.

El entrenamiento de resistencia tampoco tiene que hacerse con pesas, por lo que no tiene que hacer hincapié en la compra de una membresía al gimnasio para usar pesas o en la compra de pesas costosas. En lugar de eso, puedes simplemente entrenar con el peso corporal. El entrenamiento de peso corporal sólo utiliza su propio peso corporal durante los ejercicios para obtener los mismos beneficios del entrenamiento de resistencia con pesas. Estos tipos de ejercicios incluyen flexiones de brazos, flexiones de piernas, flexiones de brazos, flexiones de brazos, abdominales y muchos más movimientos.

Cuando se sube una colina, el caminar en sí mismo, agacharse, etc., requiere una gran fuerza muscular. Al utilizar su propio peso o pesas libres para lograr el entrenamiento de resistencia, las caminatas no deben ser demasiado agotadoras para los músculos y permitir un viaje más placentero.

3. Entrenar en terrenos similares

Todas las rutas de senderismo son diferentes y es muy importante conocerlas antes de hacer una excursión de larga distancia. Para una caminata corta puede que no necesite conocer el terreno porque no planea estar en él por mucho tiempo, pero por otro lado, las caminatas de larga distancia requieren un conocimiento previo del terreno. Para hacerlo, es importante que usted vaya a visitar o ver cómo será el sendero.

Es mejor realizar caminatas cortas en el mismo terreno para preparar su cuerpo y mente para lo que está por venir. Además, si planeas dormir en el sendero, es posible que quieras elegir un lugar antes del viaje o fijarte metas sobre dónde quieres estar en un momento determinado. Siempre es importante conocer el lugar de la excursión para no tener sorpresas en el camino.

Otra gran razón para entrenar en terrenos similares es que le ayudará a escoger lo que necesita llevar para la caminata. Todo el terreno es diferente y para algunos senderos usted puede necesitar artículos diferentes a los que usaría en una caminata que había hecho antes. Por ejemplo, si el terreno parece tener áreas más rocosas o colinas, es posible que desee traer o comprar zapatos que tengan una huella más seria en la suela de los zapatos. Entrenar y aprender todo lo que puedas sobre el terreno antes de completar la caminata de larga distancia te preparará para el éxito en el viaje.

¿Cómo tener una buena caminata?

¿No puedes mantener un buen ritmo? ¿Te estás cansando demasiado rápido? ¿Sientes un dolor que obliga a bajar la intensidad? ¿Quieres mejorar aún más lo que ya es bueno?

1. Una buena noche de sueño

Mientras dormimos, se llevan a cabo una serie de procesos metabólicos y hormonales que aseguran el pleno funcionamiento del cuerpo. En otras palabras, si no ha dormido bien antes de dar el largo paseo, asegúrese de que su cuerpo no funcionará lo suficientemente bien, y la pérdida del pico será segura.

2. Extiéndase antes y después del paseo

Este puede ser el consejo más obvio de todos, pero aún así es importante destacar el valor del estiramiento. A menudo, debido a la gran confianza en sí mismo o a la creencia de que el cuerpo está lo suficientemente acostumbrado, se dejan de lado los minutos dedicados a los estiramientos. Sin embargo, estirar el cuerpo antes de comenzar una larga caminata es extremadamente importante porque prepara la musculatura para hacer los esfuerzos necesarios. De lo contrario, el dolor y la incomodidad aparecerán pronto. Al final del entrenamiento, es necesario estirar para acelerar la recuperación de los músculos.

3. Alimentación con carbohidratos

Aunque todos sabemos que el cuerpo debe estar bien alimentado para afrontar las largas caminatas, es normal que falle en este punto. Razones como la falta de tiempo, la sensación de pesadez en el cuerpo e incluso el error en la elección de los alimentos de pre-entrenamiento son algunas de las causas de los deslizamientos de alimentos.

El gran secreto es comer, principalmente, carbohidratos. Estos nutrientes son responsables de la energía del cuerpo y son indispensables para la actividad física. Si no se ingieren carbohidratos, el cuerpo se debilitará y seguramente habrá una disminución en el rendimiento. Así que intenta comer panes integrales, batatas, arroz integral e incluso el plátano, que tiene 24% de carbohidratos y 74% de agua, un gran aliado para tu paseo.

4. Pausas durante las actividades

Si cree que la pausa es necesariamente un signo de debilidad o cansancio, se equivoca. Realizar esta acción es una actitud muy inteligente y coherente incluso para los atletas mejor preparados. Especialmente después de 13 kilómetros de ejercicio, el cuerpo necesita pausas cortas regulares para la hidratación y la recuperación de la respiración y los músculos.

El secreto es prestar atención al tiempo de la pausa: máximo tres minutos. Si el tiempo detenido excede este límite, el músculo puede enfriarse demasiado, ¡y volver a la actividad puede ser todo un reto!