La iglesia como refugio de los nicaragüenses que marchan hacia EE.UU.

noviembre 8, 2018 admin 0

Como concluyó la misa en la Catedral Metropolitana de Managua, los cantos de “libertad” y “justicia” estallaron entre la congregación. Afuera, los manifestantes desplegaron una bandera nicaragüense gigante -un símbolo prohibido del reciente levantamiento del país- desde el techo del edificio. Globos azules y blancos se elevaron al cielo cuando los manifestantes plantaron cruces de madera en los terrenos de la iglesia, cada una con el nombre de una persona asesinada en los últimos seis meses de rebelión y represión.

La protesta está prohibida en Nicaragua, ya que el presidente Daniel Ortega busca erradicar cualquier rastro de la revuelta civil que amenazó con derrocar a su gobierno a principios de este año. Las manifestaciones callejeras son brutalmente reprimidas. Más de 550 manifestantes languidecen en la cárcel. Los grupos de derechos humanos han documentado el uso generalizado de la tortura. Frente a esta represión, los manifestantes se han retirado al único lugar donde la policía y las fuerzas paramilitares no los persiguen.